Para qué sirve un profesor

Revisando diarios “viejos” con fines de limpieza, encuentro y releo un hermoso artículo de Umberto Eco, publicado en el diario La Nación el 21 de mayo pasado. Su título es inquietante: “¿De qué sirve el profesor?”

Eco dice que leyendo artículos sobre matonismo en las escuelas, lo impresionó la anécdota de un estudiante que le hizo la pregunta a un profesor, seguramente para provocar: “Disculpe, pero en la época de internet, usted, ¿para qué sirve?”

El autor plantea que ya con la radio, el cine y la televisión gran parte de los conocimientos de las personas fueron recibidos no de la escuela sino de estos nuevos medios. Ni qué hablar ahora con internet. La escuela empezó entonces a ser corrida del lugar central que tenía como fuente de saberes “importantes” para las familias. Y para ser sinceros, podemos ver que muchas veces la escuela no ha sabido cómo lidiar con este desplazamiento.

También es muy interesante la comparación que hace sobre la cantidad de información que han manejado las distintas generaciones. Cada vez más información, y más directa.

Pero Eco desgrana una a una las razones por las cuales hoy son -más que nunca- necesarios la orientacion y el criterio de los profesores para poder aprovechar la avalancha de información que nos da internet.

El docente es -o debería ser- la persona que ha transitado un camino de búsqueda del conocimiento; quien puede discernir qué es importante y qué es secundario, y que se ha preparado para enseñar esos criterios. No es -no debería ser- quien lance desde lo alto una verdad indiscutible; es -debería ser- quien puede enseñar a separar la paja del trigo.

Desde esta base, hoy como siempre un profesor “sirve” más que nunca.

Acerca de Alejandro Tortolini

Docente, investigador, curioso empedernido.
Esta entrada fue publicada en Educación, Internet. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Para qué sirve un profesor

  1. Radamés dijo:

    Hola Alejandro:

    Definitivamente, el rol de los educadores ha sufrido algunos cambios como resultado de la tecnología, pero nada puede sustituír la experiencia que los años de servicio en las aulas y nuestro caminar por el mundo de las computadoras y el Internet nos da. Somos guías para una generación que no conoce de dónde vino todo esto y si no conoces el pasado y no lo viviste, se te hará más difícil caminar hacia el futuro.

  2. Alejandro Tortolini dijo:

    Una gran verdad, Radamés, tu comentario. La ausencia de reflexión sobre los rápidos procesos que estamos viviendo puede ser una desventaja para los más jóvenes.
    Muchas gracias.
    Alejandro.

  3. Juan Abraham dijo:

    Hace poco salió una nota de Adrián Paenza en el diario Página 12…
    Hablaba sobre la evolución de la educación y la comparaba con la de la medicina. Bastante interesante, te paso el link
    http://www.pagina12.com.ar/diario/contratapa/13-86074-2007-06-05.html
    ¡¡¡Un abrazo!!!

  4. Alejandro Tortolini dijo:

    Juan: ¡muchas gracias por el aporte!
    Como verás, puse a Doble y Falta en el blogroll. Esto se va poblando de amigos…
    Un abrazo.

  5. Carmen Zamora dijo:

    Muy interesante todos los temas que tocas en tu blog , y muchas gracias por todo el material que pude ver sobre comunidades sociales.
    Cariños Carmen de Educación y Ntics.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s