Respondiendo a una crítica sobre mi post de “Nativos e inmigrantes digitales”

Cuando publiqué mis posts sobre el tema “nativos e inmigrantes digitales” (aquí y aquí), esperaba generar algun debate, lo cual ocurrió.

Al que le quepa el sayo, que se lo ponga, dice el refrán. Y Mario Kiektik, bloguero del portal Educ.ar, vio que le cabía y se lo puso al vuelo.

Creo que hay comentarios que merecen morir en el olvido; por lo tanto no voy a responder a la supuesta intencionalidad que me atribuye Kiektik de intentar controlar a los nativos digitales. Nunca fue mi intención controlar a nadie; como dice Alejandro Dolina, apenas puedo con mi vida, mal me voy a poner a guiar la vida de los demás.

Pero sí voy a hacer algunas aclaraciones o a aportar algunos datos que el comentarista seguramente desconoce, ya que se queja de falta de sustancia en mis posts.

El autor me acusa de “sacar situaciones de contexto (por ejemplo comparar a los adolescentes de Argentina con los de USA, sin contextualizar)”. Ignoro de dónde sacó esta conclusión; remito a los lectores a mis posts.

Sin embargo, se permite utilizar la metáfora de la “especiación alopática” que pertenece a la “ecologia de las poblaciones”. La idea es trazar un paralelo entre la desaparición de especies que generó el llamado “Intercambio faunístico americano” cuando América del Norte y América del Sur fueron unidas por la aparición de lo que es hoy América Central, ocurrida hace millones de años.

¿Cuál es el objetivo de utilizar este ejemplo? ¿Sugerir que los nativos digitales darán origen a una nueva especie?

Este tipo de mensajes son los que me preocupan, porque sugieren que las nuevas tecnologías cambiarán la historia de la Humanidad en cuanto a la construcción del conocimiento, y plantean la supresión de una generación por otra, en vez de alentar la colaboración entre generaciones en la búsqueda del saber.

La historia del conocimiento humano es una historia de cooperación entre generaciones, no de conflicto. Como pidió elementos, y ya que le gusta la paleontología, le arrimo algunos datos interesantes.

En el 2004 los paleoantropólogos Rachel Caspari y Sang He Lee lanzaron su “hipótesis de la abuela” . En ella sostenían que la supervivencia de adultos ancianos en el Paleolítico Superior significó una ventaja evolutiva crucial al permitir la transmisión de conocimientos de una generación a otra. Y hace poco el trabajo de la bióloga Virpi Lumaa, con una óptica similar, fue objeto de una nota en el Scientific American . Investigaciones como éstas nos confirman que la historia de la humanidad es un río de experiencias a veces bravío, otras veces manso, pero río al fin, formado por la experiencia de millones de seres humanos.

Además, la tentación de creer que el futuro tecnológico nos depara maravillas no es nueva.

Me permito recomendar a Kiektik dos libros al respecto: “Historia de la sociedad de la informacion”, de Armand Mattelart, y “The digital sublime” de Vincent Mosco.

El libro de Mattelart remonta los orígenes de la idea de la “sociedad de la información” a los siglos XVII y XVIII; el de Mosco disecciona los mitos construidos alrededor de lo digital, y nos dice que la historia demuestra que las tecnologías aportaron a la humanidad todo su potencial cuando fueron despojadas de su aura mística y se volvieron “invisibles” incorporándose a la vida diaria.

Quiero destacar algunos párrafos que van a sonar familiares (la traducción es mía):

“Los jóvenes nos guiarán

La cibermisión de hoy se vuelve particularmente adecuada porque, como le gusta decir a sus promotores, los niños están señalando el camino. Las divisiones generacionales son centrales para la versión ciberespacial de los mitos del fin de la historia. De un lado de la historia permanece una generación o dos de personas bien intencionadas pero chapadas a la antigua, en el mejor de los casos tropezando con la nueva tecnología pero no dominándola en lo absoluto; en el peor, actuando como empantanados o como Ludditas luchando contra la tecnología y aferrándose desesperadamente a viejas y agonizantes formas… ¿Que hace a esta generación nueva? Es la primera en crecer rodeada por el medio digital” (Tapscott 1998) Sigue Mosco: “Tapscott va tan lejos como para concluir que “por primera vez en la historia, los niños están más comodos, experimentados y versados que sus padres respecto de una innovación central para la sociedad” (idem). …Esta afirmación de “por primera vez en la historia” repite un tema en relatos populares de otras tecnologías de la comunicación, las cuales típicamente vistieron a los jóvenes de conocimientos especiales. Las historias actuales de los jóvenes entusiastas de la computación fueron precedidas por relatos similares de los heroicos Muchachos de la Radio quienes vinculaban sus estaciones caseras para crear las primeras redes, y por los de los entusiastas de la televisión que fueron pioneros en programaciones de acceso local.” (V. Mosco, “The digital sublime”, págs 79 y 80)

No seguiré con las citas; baste decir que el libro no tiene desperdicio.

Como final, va de nuevo mi postura sobre el tema, por si a alguien le quedaron dudas:

  • Creo que el conocimiento humano es una larga historia de saberes compartidos, y lo que ocurra con nuestra generación y las siguientes no se apartará de este camino que tiene unos modestos millones de años.
  • Creo que no todos tienen la obligación de ser teóricos de la enseñanza; pero quienes lo son, tienen la obligación de ser críticos con las herramientas de análisis que utilizan.
  • Creo que deben revisarse las metáforas que se reciben del “marketing digital”; generan en algunos cierto sentimiento de inferioridad generacional, y suelen estar hechas por figurones que viven en mansiones hechas de prosaicos átomos y no de impalpables bits.
  • Creo que los adultos tenemos la obligación de dar criterios a los jóvenes, no para coartar creatividades sino porque es parte de nuestra responsabilidad social y evolutiva (mi hijo tiene prohibido jugar el juego donde el objetivo es pisar peatones, y le he explicado porqué esta mal hacerlo, aunque lo jueguen algunos de sus compañeros de colegio).

Y sobre todo creo que es mejor pensar que todos podemos aprender de todos, en vez de pensar que la droga y las bombas nucleares se evitarán “dejando ser a los nativos digitales”.

Acerca de Alejandro Tortolini

Docente, investigador, curioso empedernido.
Esta entrada fue publicada en Cibercultura, Educación, Internet, Tecnología. Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a Respondiendo a una crítica sobre mi post de “Nativos e inmigrantes digitales”

  1. eraser dijo:

    Muy buen post, si señor, y las recomendaciones librescas excelentes… un saludo de un lector sevillano

  2. Isabel Leal dijo:

    Me ha gustado mucho la “hipótesis de la abuela”, la experiencia acumulada y transmitida, no abrir brechas sino construir puentes. Ya conoces mi opinión sobre el tema de los nativos digitales, así que no abundaremos en el tema. La idea de que la tecnología triunfa cuando se vuelve “invisible” se demuestra en la blogosfera, la cantidad de gente que puede llevar su propio blog, y hacer muchas otras cosas sin tener idea de programación ni de informática.
    saludos.

  3. Alejandro,
    Leí el articulo de Kiektik en Educar hace tiempo, quise publicar un comentario, estaban cerrados; volví intentarlo ahora, siguen cerrados…
    Cuando comencé a incorporar TICS a mis clases, el mayor descubrimiento fue la voz de mis colegas, de Argentina y del resto del mundo. Docentes aprendiendo, reaprendiendo, preguntándose e intentando generar respuestas, proyectos, partiendo de la experiencia concreta compartida con sus alumnos. Descubrí también que las certezas de los expertos fueron reemplazadas por las dudas de los docentes a los que les interesa más aprender que dar cátedra.
    Ellos, los expertos, seguirán con sus cátedras inaccesibles en los portales oficiales; nosotros continuaremos enseñando mientras aprendemos, o aprendiendo mientras enseñamos. Pero, además, nos ocuparemos de que tanto nuestro propio proceso de aprendizaje como el de nuestros alumnos quede registrado, para que sea más fácil y accesible poder, tal como decís al final de la nota, aprender de todos.

  4. jordi dijo:

    ¡Cielos! El “Complejo de Herodes” de nuevo.

  5. Alejandro:

    Son muy acertadas tus consideraciones como para agregar algo. El texto habla por si mismo.

    Solo quiero decir que me alegro de haber anticipado, en mi comentario a tu post de referencia, que “está claro que es sólo una moda alentada por los ‘opinólogos oficiales’, con los cuales no se puede debatir (lo he intentado, lo juro) porque tienen la verdad absoluta y respuesta siempre es la descalificación.”

    Los Torquemada digitales van a seguir teniendo la manija porque tienen el presupuesto; nosotros mientras tanto seguiremos haciendo el trabajo de verdad, el de hormiga, desde el aula.

    Saludos,

  6. Pingback: Apuntes e ideas sueltas sobre tecnología y otros asuntos. » Lo que muchos pensamos sobre la cuestión “nativos vs. inmigrantes”

  7. Alejandro Tortolini dijo:

    Jordi: tus comentarios me matan, están muy buenos.
    Primero creacionista; ahora Herodes…
    Por las dudas revisaré bien a ver si me encuentro el triple 6 tatuado en el cuerpo =)
    A todos muchas gracias por pasar por aqui y dejar sus comentarios.

  8. mepasut.blogspot.com dijo:

    Acuerdo con tu posición, Alejandro. Y agrego: vendría muy bien la inclusión de ÉTICA en los planes de las TICs y de los profesorados de Informática.

  9. Diego Levis dijo:

    Alejandro, como siempre acuerdo con vos en la necesidad de alertar contra los lemas propagandísticos de los portaestandartes de la mentira de la revolución digital. Las revoluciones son sucesos sociales y culturales, transformadores de la realidad. El todo digital lamentablemente contribuye a afianzar la sociedad de la vigilancia que alimenta el miedo a la libertad del cual hablaba E.Fromm hace más de 50 años.
    http://tecnocultura.diegolevis.com.ar

  10. Lamentablemente, entre otras inexactitudes, decis que soy blogero de educ.ar, cosa que me permito corregir con cierto énfasis, dado que lo que hicieron fue replicar lo que yo mismo había posteado en mi blog.

    Yo no me limite a decir “que bien, que bien, te felicito” como muchos de los comentarios que te hicieron, di mi opinión, pero como vos decís que preferís olvidarlo tendrás tus razones. Realmente actúas como un migrante, lo que confirma ni hipótesis.

    Yo personalmente hubiera preferido debatir sobre el tema que Uds. mismo plantearon ypero que ahora usan para atacar a Piscitelli.

    Salu2

  11. Alejandro Tortolini dijo:

    Mario: no sé que hizo la gente de Educ.ar, si replicaron o clonaron tu post; lo único que sé es que aparece dentro del portal Educ.ar firmado con tu nombre. Quizás deberías comunicarte con ellos para ver qué pasó, pero lo cierto es que tu post está allí dentro, en la zona “Debates”, y allí lo ví.
    En cuanto a lo de dar opinión, caramba… Veamos este párrafo tuyo: “Vaya! Lastima que no se tomen el trabajo de construir argumentos al menos discutibles, como hacen los creacionistas a pesar de 150 años de darwinismo.” Si te parece que con dos posteos no te dí argumentos al menos discutibles, debe ser entonces que no sé expresarme bien en castellano; pero a esta altura de la fiesta no creo poder solucionarlo.
    Saludos.

  12. Diego dijo:

    Mario, no me gusta polemizar sobre dimes y diretes, pero tampoco me gustan que me atribuyan palabras o intenciones que no son mías, como haces en tu post (contestado en http://tecnocultura.diegolevis.com.ar) o en tu “Ahora usan para atacar a Pisci (por Alejandro Piscitelli)” .
    Lo que ataco es el intento de naturalización del lema propagandístico “nativo digital” para referirse indiscriminadamente a los niños y jóvenes nacidos en tiempos de computadoras, otorgándoles además supeustas capacidades cognitivas diferenciadas a quienes sencillamente usamos computadoras y otros dispositivos digitales.
    Te invito a debatir apoyándote en conocimiento y no en intuiciones y/o afirmaciones marketineras sin asideros científicos.
    Saludos
    Diego Levis

    Educ.ar no publica (copia) nada sin autorización del autor. Para aclarar dudas, en el sitio de Educ.ar se puede consultar la lista de autores del weblog
    http://weblog.educ.ar/educacion-tics/autores.php

  13. Enrique dijo:

    Alejandro:

    Totalmente de acuerdo con tu posición y la de Diego. Está clarísimo.

    ¿Desde que lugar era que no se volvía? ¿Del ridículo?

    Un abrazo,

  14. Pingback: Nativos e inmigrantes digitales: vergonzoso final « Kybernetes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s