Libro de George Yúdice sobre la música y las nuevas tecnologías

Preparando una nota para Diario Perfil sobre intercambio de música e internet, descubrí el libro de George Yúdice “Nuevas tecnologías, música y experiencia”, de Editorial Gedisa (otro día contaré cómo encontré el libro).

Una pequeña joyita.

Yúdice trabajó con García Canclini en el estudio de las culturas y sus hibridaciones, y personalmente creo que  en algunos aspectos supera al viejo maestro.

El tema de su ensayo es analizar cómo las nuevas tecnologías aplicadas a la música y sus usos inciden sobre la experiencia de los oyentes.

Es una reflexión lúcida sobre cómo las distintas corrientes de estudios culturales han analizado lo que significa la música para los seres humanos, y cómo ha ido cambiando este significado hasta nuestros días, donde la música es omnipresente.

También se ocupa de mostrar cómo la industria discográfica se está quedando al costado de la evolución que los nuevos medios representan para la creación colectiva de bienes culturales, en un pasaje de lo que llaman “music1.0” a la “music2.0”

Las discográficas pelean contra el uso sin permiso de la música protegida por derechos de autor, en una batalla sobre la que mucho se ha discutido (y ojalá se siga discutiendo). Pero Yúdice trae un contraejemplo terrible: ¿que pasa cuando la industria del espectáculo se apropia de contenidos culturales ajenos sin pedir autorización? Es la historia de Afunakwa, cuya canción “Rorogwela” fue grabada en las Islas Solomon por el etnólogo Hugo Zemp para el Musee de l´Homme y el Centre National de la Recherche Scientificque . La canción sampleada y convertida en “Sweet Lullaby” se transformó en un éxito y fue usada en numerosas piezas publicitarias, pero nunca le pidieron permiso ni a Afunakwa ni a Zemp. Vean su video en este link, y sabrán de qué canción estamos hablando. Para escuchar la canción original cantada por Afunakwa, pueden ver y escuchar el video en el blog de Matt.

El libro de Yudice es una fuente de hallazgos notables. Gracias a él conocí la historia de Overmundo, emprendimiento que apunta a socializar los bienes culturales de Brasil, y muchos otros movimientos que se están dando en el mundo de la música. También descubrí a “Watina”, ejemplo hermoso de música garífuna.

En fin, en un cofre chico (106 páginas) un verdadero tesoro de riqueza cultural.

Acerca de Alejandro Tortolini

Docente, investigador, curioso empedernido.
Esta entrada fue publicada en Cibercultura, Internet, Varios y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Libro de George Yúdice sobre la música y las nuevas tecnologías

  1. Pingback: Ingredientes para la SOPA de Birmajer « Kybernetes

  2. Konvict99 dijo:

    Me ayudo en algo para enterder más la postura de Yúdice, Gracias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s