Receta para crear nativos digitales

Tome cierta cercanía con un niño o niña de cualquier edad. Eso sí: no se acerque demasiado, puede arruinar el experimento.

Ignórelo a conciencia durante cierto tiempo. No observe la forma en que se relaciona con los objetos y las personas. Si por error lo observa y le llama la atención cierta naturalidad asombrosa para aprender cosas nuevas de su entorno material o social, borre la impresión de su mente, o arruinará la experiencia.

Mantenga su ocupada vida diaria a un ritmo frenético, esto le permitirá mantener la distancia con comodidad y sin cargos de conciencia.

Cierto día, de repente, tómese un tiempo y observe cómo el sujeto en cuestión resuelve (de manera misteriosa para usted) cosas que resultan dificilísimas, como compartir con sus pares consejos sobre cómo hacer algo de forma mejor, o la aun más difícil experiencia de tomarse una tarea con paciencia y todo el tiempo del mundo, sin ningún jefe detrás que le diga que es un inútil.

Declare que la única explicacion posible para la facilidad con que el sujeto estudiado maneja ciertos dispositivos electrónicos se debe a que ha nacido rodeados de ellos (aunque usted y su retoño vivan en una choza en Kamchatka).

Y listo, ya ha creado usted a un nativo digital.

Posdata: quitando del medio los dispositivos electrónicos, la receta sirve también para crear niños índigo, o de cualquier otro color que indique una inexplicable superioridad infantil para el aprendizaje.

Acerca de Alejandro Tortolini

Docente, investigador, curioso empedernido.
Esta entrada fue publicada en Internet, Varios. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Receta para crear nativos digitales

  1. Estupendo post, Alejandro. Saludos.
    Quizás la cosa, pienso yo, sea que comenzamos siendo nativos del aprendizaje y terminamos siendo cautivos de la educación.
    Y después de leer también el anterior, comparto este artículo en Facebook.😉

  2. angelesb dijo:

    Y tan fácil que es compartir tiempo humano con ellos y quererlos mucho. Yo Lo intento.

    Como sabes a mí eso de la tecnología me encanta y tengo tres hijos nativos digitales, no se oyen muchos ruidos en la casa, están en la máquina. Han aprendido lo que ven.

  3. Alejandro Tortolini dijo:

    Angeles, Pedro: coincido plenamente con lo que dicen. Creo que compartimos la impresión de que el proceso de aprendizaje no puede tener jerarquías fijas, sino transitorias y en permanente cambio.
    Me gusta usar un término que escuché alguna vez: “aprendiñanza”, como muestra de la mezcla de roles que se da en todo proceso de construcción y transmisión de conocimiento, sea el que sea, desde apreciar la poesía a hacer un buen asado, pasando por cómo usar las redes sociales😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s